La puerta al jardín interior

The Electric Kook Aid Acid Test de Tom Wolfe, Picador, 434 pp.

Selección Personal.

Es particularmente difícil agregar una lectura recomendada a la lista de libro por leer sin previo aviso.  Sin embargo, si la recomendación viene de alguien cuya opinión se tiene en alta estima y puede ayudar a iluminar un debate entre nosotros, siempre será bienvenida, aun cuando pueda pasar un año (creo) hasta que finalmente leyera el libro.  Ése fue el caso que me llevó a The Electric Kool Aid Acid Test, de Tom Wolfe.

Continúa leyendo La puerta al jardín interior

Los múltiples finales de una vida

During the Reign of the Queen of Persia de Joan Chase, NYRB Classics, 240 pp.

Selección del Club del libro NYRB Classics Marzo 2014

Es un hecho incuestionable que nuestra vida se acaba al momento de morir.  Pero existen otros momentos en los que, después de un evento, la vida también se termina de forma abrupta aunque de alguna manera el individuo permanece aquí.  En este último caso, aun si la vida continúa de una nueva forma, la anterior, tal como la conocíamos, desaparecerá por completo.  El suceso no tiene que ser especialmente importante, al menos no directamente en la vida del protagonista; alguna acción perpetrada por alguien más puede en última instancia tener dicho efecto.

Continúa leyendo Los múltiples finales de una vida

El derecho a una vida miserable

Unnatural Selection de Mara Hvistendahl, PublicAffairs, 333 pp.

Finalista del Pulitzer Prize 2012 – Categoría No ficción.

La primera vez que escuché algo acerca del problema de las “niñas faltantes” en algunos países asiáticos y otras naciones en desarrollo fue en una traducción del famoso artículo de Amartya Sen publicado en The New York Review of Books en 1990.  En éste, señala principalmente al infanticidio femenino y tendencias culturales de maltrato a las mujeres como las causas.  Algunos años después, en un reporte especial de The Economist (me parece que alrededor del 2008) leí por primera vez sobre los abortos selectivos de niñas como una causa del problema, al que ellos incluso nombraron con el neologismo gendercide (la traducción más precisa sería generocidio)

Continúa leyendo El derecho a una vida miserable

Libros por correspondencia

My face for the world to see de Alfred Hayes, NYRB Classics, 152 pp.

The Human Commedy – Selected Stories de Honoré de Balzac (con prólogo de Peter Brooks), NYRB Classics, 464 pp.

On Being Blue de William H. Gass, NYRB Classics, 112 pp.

Selección del Club de Libros New York Review Books Enero-Febrero 2014.

Como si no tuviera nada mejor que hacer, este inicio de año decidí suscribirme al club de libros de New York Review Books (la editorial asociada a The New York Review of Books, la revista).  El principal motivo para hacerlo fue, por supuesto, tener una fuente continua de buenos libros.  Sin embargo, había otra razón complementaria.  Una de las cosas que más extraño de la escuela es tener que leer libros que difícilmente hubiera elegido de otro modo.  He de decir que en ambos aspectos, la suscripción ha sido totalmente exitosa.

Continúa leyendo Libros por correspondencia

El premio extraviado

Swamplandia! de Karen Russell, Vintage, 400 pp.

Train Dreams de Dennis Johnson, Picador, 116 pp.

Finalistas del Pulitzer Prize de Ficción 2012.

En 2012, hubo tres finalistas para el premio Pulitzer de Ficción: Swamplandia! de Karen Russell, Train Dreams de Denis Johnson y The Pale King, la novela póstuma de David Foster Wallace.  Cuando el jurado anunció los ganadores de los premios en todas las categorías, el premio de ficción fue declarado desierto.  La pregunta inmediata es: ¿Por qué?  ¿Realmente ninguno de los tres libros merecía el premio?

Continúa leyendo El premio extraviado

Una historia de fantasmas

The Pale King de David Foster Wallace, Back Bay Books, 592 pp.

Finalista del Pulitzer Prize en Ficción 2012.

David Foster Wallace - The Pale KingDurante todo el tiempo en que estuve leyendo The Pale King de David Foster Wallace nunca pude dejar de pensar en el suicidio del autor.  La primera de las razones para ello, y la más evidente, es que se trata de una novela póstuma incompleta.  Cierto, es imposible saber que tanto tenemos de lo que planeaba escribir o siquiera si el esquema estaba completamente terminado, así como qué dirección tendría finalmente la obra.  Pero tener conciencia todo el tiempo de que no sabrás la conclusión de lo que estás leyendo puede ser especialmente complicado.

Continúa leyendo Una historia de fantasmas

Privilegios del punto de vista

Wolf Hall de Hilary Mantel, Picador, 640 pp.

Ganador del Booker Prize 2009

¿Es posible escribir algo completamente original?  Todo aquél que haya escrito, o al menos intentado escribir un cuento o historia sabe lo difícil que puede ser.  Y que nunca falta quien pueda encontrar fuentes, predecesores, paralelismos o viles plagios (que uno nunca sabe, pueden llegar a ganar hasta premios) a partir de cualquier texto.

Las obras de ciertos autores suelen ser consideradas como fuente primaria para la inspiración de todo candidato a escritor: Homero, Shakespeare, Dante, Joyce, Poe, Rulfo… Pero incluso ellos no son por completo originales; es posible rastrear las fuentes de inspiración para su estilo y sus historias.  Siendo así, pensemos un caso extremo, ¿cómo podemos narrar una historia que todo aquel que le pudiera interesar conoce ya a detalle?

Continúa leyendo Privilegios del punto de vista

La vida como ficción

Life of Pi de Yann Martel, Mariner, 326 pp.

Ganador del Booker Prize 2002, selección personal.

¿Qué tan verosímil es la historia de un hombre que sobrevive  sólo en el mar, en un bote salvavidas, con un tigre de Bengala?  No mucho, a decir verdad.  Eliminemos al tigre, ¿qué tanto lo es una historia donde un joven sin conocimientos de supervivencia o navegación sobreviviera?  Creo que la verosimilitud dependería en gran medida ahora del número de días que se tratara.  No soy ningún experto, pero si fuera más de un mes definitivamente me sorprendería.  Supongamos ahora que lo encontramos náufrago (en las costas del Pacífico mexicano, además) que hubiera estado más de doscientos días en el mar.  Si tuviéramos ambas historias a la mano creo que, al menos por precaución, sería bueno buscar al tigre.

Continúa leyendo La vida como ficción

Memorias de los sobrevivientes

The sense of an ending de Julian Barnes, Vintage, 163 pg.

Ganador del Booker Prize 2011

Julian Barnes - The Sense of an EndingJusto al terminar la primera parte de su novela (ganadora del Man Booker Prize en 2011), Julian Barnes llega a una conclusión parcial, que me atreveré a parafrasear: la Historia (sí, con mayúscula) no es la apología de los vencedores ni los lamentos de los vencidos, tan sólo es la memoria de los sobrevivientes.  La conclusión no es trivial para este libro de trama sumamente compleja e ideas profundas.  A su vez, es tramposa y sienta las bases para una segunda mitad perturbadora, inesperada e impactante, pero sobre todo lo demás, intelectualmente satisfactoria.

Continúa leyendo Memorias de los sobrevivientes

Ensayo y Error

Ainsi, lecteur, je suis moy-mesmes la matiere de mon livre: ce n’est pas raison que tu employes ton loisir en un subject si frivole et si vain,

Michel de Montaigne, Essais

En realidad no hay muchas razones para leer un blog ajeno.  A menos que se trate de un conjunto de textos sobre un tema en específico, escritos por un especialista, usualmente se tiene una serie de escritos, completamente personales, en los que se imprimen las divagaciones o complicaciones específicas de un individuo.  Sinceramente, ¿a quién le puede interesar leer algo así?  Y, en ese caso, ¿por qué escribirlo?  Sobre todo (en mi caso) porque no me puedo considerar especialista de absolutamente nada que pudiera tener o provocar un interés general.

No es la primera vez que intento escribir uno.  La idea de retomarlo tiene múltiples fuentes.  Primero, que no he escrito nada últimamente y esa lejanía con la palabra escrita me tiene ligeramente consternado.El blog representa un espacio donde yo puedo escribir lo que me venga en mente, con la feliz casualidad que en algunos casos el hipotético lector para el que uno siempre escribe, se materialice.  Segundo, porque es una forma de exponer mis ideas y pensamientos ante un auditorio (por reducido que pueda llegar a ser) y tener la capacidad de confrontarlos y ponerme a prueba.

La tercera razón la podemos encontrar en el título de esta primer nota.  Estoy en una época de mi vida llena de cambios y retos.  Y como, parafraseando a Platón en la Apología de Sócrates en otra de mis citas favoritas, “Una vida sin examen no vale la pena vivirla”, es un momento especialmente importante en que quiero explorar mi pensamiento, sus intenciones y sus implicaciones.  Un ensayo, en el sentido original de la palabra.  Asumiendo (correctamente) que no estaré nunca del todo bien, hablar de ensayo y error es una manera de representar en tres palabras todo lo que he dicho hasta ahora.

Montaigne escribió su libro de ensayos para alejar sus demonios internos.  Y para poderse entender mejor a sí mismo.  Aunque no puedo compararme con Montaigne (no tengo ni su erudición, ni su talento, ni mucho menos su fortuna), la intención es la misma.  Y por eso robo el final de la introducción a su libro de ensayos, para empezar mi propio intento, con las herramientas de mi época.

A diferencia de Montaigne, yo no busco la perfección en mis escritos, y no revisaré el resultado hasta el cansancio.  Por supuesto que las reseñas de libros o los pequeños fragmentos de ficción que pueda escribir se verán sometidos a un proceso más riguroso que las notas y comentarios sobre lecturas casuales y eventos cotidianos.  Pero aun así, estaré lejos de la perfección gramática o estilística (una acepción más para la parte de error en el título).

A manera de conclusión, solo me queda dar las gracias a todos los posibles lectores, presentes o futuros; constantes o esporádicos; reales o imaginarios, por dedicar parte de su tiempo en la (frívola y vana, diría Montaigne) actividad de leer mis divagaciones.