En busca de iluminación por aislamiento

Es probable que mientras recorrí el trayecto entre Nueva Jersey y Manhattan escuchara al menos cuatro o cinco idiomas diferentes.  Hasta hace tres meses, toda mi vida la he vivido en sociedades monolingües, por lo que puede ser un poco desconcertante percibir una conversación sin ser capaz de entender las palabras que alcancé a escuchar.  La sensación es suficientemente compleja si el idioma es completamente diferente, como el japonés o el coreano que estoy seguro percibí, dado que es difícil incluso diferenciar los sonidos que se utilizan al hablarlo.  En cambio, con el italiano, mucho más cercano al español, los sonidos que escuchamos son casi los mismos y las construcciones sintácticas son similares.  Tal vez por eso mismo, escuchar sin entender puede ser todavía más inquietante.

Continúa leyendo En busca de iluminación por aislamiento